Dominios Genericos

Encuentra tu dominio genérico

¿Cuánto vale un dominio genérico?

Esta es una pregunta que mucha gente se hace y muy erróneas las respuestas que se reciben o las conclusiones que se sacan. La gente tiende a pensar que un dominio generico tiene un coste carisimo de incluso millones de dolares.

El precio de venta de un dominio genérico dependerá directamente de la demanda que dicho dominio suscite entre los posibles compradores. en este sentido algunos de los dominios genéricos tendrán una relevancia mayor y, por lo tanto, mayor demanda dependiéndo directamente de su propia demanda. Por ejemplo, un dominio como viajes.com engloba a un sector industrial muy importante que mueve mucho dinero en el mundo a lo largo del año por lo que era de suponer que su venta suscitara el interés de muchos posibles compradores. Por este motivo el precio final de venta ascendió a $300.000, un valor que posiblemente pueda multiplicarse a mediano plazo.

Pese a que algunos de los genéricos pueden ser inalcanzables para la mayoría de los mortales hay que tener en cuenta que no son todos iguales. Lógicamente el dominio viajes.com puede ser interesante para cualquiera porque su desarrollo implicaría ingresos importantes, pero si nos basamos en la actividad propia de cada empresa puede que encuentre el dominio genérico que defina su actividad a precios muchisimo más económicos que pueden rondar las 3 o 4 cifras, accesibles para todos.

Así pues, cada empresa de cada sector debería intentar poseer su dominio genérico para poder explotar las posibilidades que Internet brinda a las empresas y para no quedarse atrás en el desarrollo tecnológico que está experimentando la sociedad en general, así que quien quiera atraer visitantes a su sitio web lo podrá hacer mas eficientemente usando el dominio genérico adecuado.

Finalmente cabe destacar que muchas veces los precios indicados para algunos dominios son muy altos pero en la mayoría de los casos el vendedor está dispuesto a negociar. Es recomendable contactar al vendedor y hacerle una oferta para abrir las negociaciones. En muchos casos se podrá convenir un precio aceptable para ambos.